Dolor y Muerte

La mayor causa del sufrimiento existencial que experimenta una persona, suele estar basada en no poder, o no saber, responder a las dificultades y los retos que presenta la vida. La desconexión consigo misma, el desafío que supone el dolor, las circunstancias inesperadas o las situaciones extremas, pueden crear un gran vacío, mucha aflicción, profunda sensación de estar perdidos, y en muchos casos, un miedo agotador, dañino e inmovilizador.

VIVIR EL MORIR ofrece una vía contemplativa, con herramientas concretas y útiles, para brindar a la persona un acompañamiento apropiado y un apoyo respetuoso y sensible, para la recuperación del contacto con su propia dimensión espiritual; aquella que pueda permitirle llenar el vacío que las circunstancias de la vida han convertido en sufrimiento.

VIVIR EL MORIR está concebido para ofrecer acompañamiento contemplativo:

– sin ningún tipo de ideas preconcebidas, ningún sesgo religioso o dogmático, independiente incluso de quienes lo facilitan

– sin la más mínima intención de caminar los pasos que la propia persona debe hacer o descubrir por sí misma

– sin pretender dar ninguna solución sino dejando que la persona encuentre la suya propia

– sin que se trate de un encuentro terapéutico

– sin intentar proponer ninguna dirección concreta ni ofrecer alternativas o consejos a seguir

Permitiendo que la persona encuentre su propio sentido y camino a seguir cz-lekarna.com… su propia voz interior… la esencia de quien es…